Trabajamos con el alma

Enfrentamos la realidad con mística y pasión

José Mairena Morera José Mairena Morera
Noticia

Caja realiza dos trasplantes torácicos el mismo día con gran éxito


  • 18/07/2022
  • José Mairena Morera

Por primera vez en el país y gracias al trabajo coordinado entre establecimientos de salud, el equipo de trasplantes del hospital Rafael Ángel Calderón Guardia realizó el trasplante de corazón y pulmones en acción simultánea, de un donador a dos receptores, lo cual representa un hito en el programa de trasplantes.

Al estar resguardados por la caja torácica los pulmones y el corazón se consideran órganos de altísima complejidad para hacer trasplantes y el hecho de poder extraer y reconectar ambos órganos demuestra gran dominio de la técnica y acceso a las condiciones materiales necesarias para hacerlo con éxito.

El director general del hospital, Dr. Taciano Lemos Pires, señaló su gran satisfacción por este logro médico que es considerado un estándar de calidad en los programas de trasplantes en los países altamente desarrollados.  

El médico apuntó que estos trasplantes ponen en valor la importancia de los equipos de coordinación de trasplantes dentro de los hospitales, además del nivel de avance en la preservación, almacenaje y trasporte de los órganos, así como la de gestión de los equipos multidisciplinarios que intervienen en un trasplante.

El gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social, Dr. Randall Álvarez Juárez, señaló la importancia de que las cirugías se realizaran en pandemia y en jaqueo, con los sistemas apagados, pero con la mística encendida que impulsa a hacer todo lo necesario para realizarlos y procurar la recuperación de pacientes.

Pacientes agradecidos

Jason Fernández Monge, vecino de Taras de Cartago, con 30 años y padre de una hija de cinco años, se mostró agradecido por la segunda oportunidad de vida para ver a su hija crecer gracias al trasplante bipulmonar recibido de una persona altruista.

La experiencia de Jason hasta el trasplante fue incierta y larga, sus días pasaban entre estudios, la vida familiar, el agotamiento por la enfermedad y la preparación para afrontar la situación límite del trasplante para llegar a respirar otra vez con normalidad.  

“Aunque tengo patologías de fondo que me podían afectar durante la espera tenía la fe de que podía aparecer un donante en cualquier momento. Gracias al seguimiento y a la preparación previa al trasplante, los médicos me lograron estabilizar y hoy puedo cantar victoria por esta exitosa cirugía”.

Entre las dificultades que logró superar fue que padeció de covid-19 y estuvo un mes internado, pero logró recuperarse y estar listo, fuerte y mentalizado para ser trasplantado cuando llegó la oportunidad de encontrar órganos compatibles.

Como paciente trasplantado Jason hizo un llamado a la población para donar: “Somos muchos los que queremos seguir viviendo por diferentes motivos. Mi fuerza es mi hija: quiero verla crecer, verla ser profesional y quiero superarme, cumplir metas personales. Quiero que la gente sepa que con su decisión de donar realmente salvan vidas y no hay palabras suficientemente grandes para agradecer el hecho de que hayan dado ese regalo”.

Con optimismo, frente al futuro que se abre en oportunidades, Jason agregó: “cuento mi experiencia para que conecte voluntades y que mi testimonio sirva para que la gente vea que el sentimiento de gratitud con que es recibido el órgano porque en adelante quiero cuidar esta oportunidad”.

Johanna Chacón Calvo, de 46 años, vecina de San Francisco de Dos Ríos y pensionada por su estado de salud, ha sido psicóloga, profesora de recursos humanos y reclutadora internacional senior. Una vida muy “ajetreada” como ella llama a sus múltiples actividades.

Hace un año, después de un infarto cerebral, le realizan estudios de seguimiento y allí se dieron cuenta que el problema estaba en su corazón con fallo severo e irreversible. “Fue una impactante: ¿Qué pasará ahora?" Se dijo, como quien hace una pregunta al futuro desde la incertidumbre más tenebrosa.

El médico le indicó el plan de acción con medicamentos; si no funcionaba le pondrían un desfibrilador automático implantable (DAI) y, si no funcionaba debían escalar a la posibilidad de un trasplante.

“Al comentarme el plan me asusté mucho porque tenía muchas dudas a mi cabeza. Me sentía joven, útil, pero mi vida se iba a apagando. Progresivamente las cosas que me gustaba hacer las podía hacer menos, pero pensaba... el trasplante no va a ser necesario. Lamentablemente, el tiempo paso rápido, se probaron las opciones de medicamentos y no funcionaron. Se colocó el DAI y lo usé dos semanas… porque salió la opción del trasplante y aquí estoy: recuperándome. En este viaje hubo miedos, dudas, incertidumbre, pero a la vez esperanza”, comentó Johanna con satisfacción.

Su testimonio refleja un cambio súbito de rutina: “En un año la vida me cambió por completo, familiarmente, económicamente, socialmente, laboralmente, profesionalmente… cambió para siempre, pero hoy me siento bien, me toca asimilar y descubrir, todo tiene un propósito de vida: honrar a los donantes es vital y sé que mi tarea es esforzarme para hacerlo”, manifestó con compromiso.

Esas son parte de las historias de los receptores de órganos. Por las condiciones de ley la identidad del donador, el hospital donante y las fechas de los procedimientos se mantienen en reserva. 

Al reportar el doble trasplante simultáneo de órganos torácicos las autoridades del hospital señalaron la importancia de celebrar que una persona haya dispuesto donar y que una familia haya confirmado esa intención para poder dar un regalo de vida a personas para quienes el trasplante era la única opción terapéutica posible.

El hospital Calderón celebra un hecho histórico

El jefe de cirugía y coordinador del equipo de trasplante intratorácico del hospital Dr. Rodrigo Chamorro Castro atribuyó el éxito a la experiencia adquirida y la madurez del equipo de cirujanos y cuidados intensivos junto con los recursos disponibles, pues la tecnología, la infraestructura y los medicamentos usados son de alta calidad.

Para el médico la movilización del hospital evidencia la capacidad de acción del gran despliegue técnico y logístico para alcanzar la coordinación y la pericia para extraer los órganos, transportarlos y trasplantarlos de manera simultánea y luego darles la rehabilitación debida a los pacientes.

Este tipo de trasplantes deben realizarse en quirófanos de alto perfil y luego el paciente pasa a un área de cuidados intensivos equipada para el complejo manejo de pacientes delicados por el trasplante, donde se hace un énfasis especial en los cuidados infectológicos necesarios para alcanzar los buenos resultados.  

Gran logística y acción conjunta

La coordinadora hospitalaria de donación y trasplantes Dra. Marieta Dailey Araya comentó que estas cirugías implican un trabajo muy grande, desde la procura de los órganos hasta el trasplante.

Señaló que, en este caso, los órganos se recolectaron a las 5 de la mañana y los trasplantes terminaron a las 9 de la noche. El operativo es un proceso largo de muchas coordinaciones de grupos muy distintos para alcanzar el propósito común. 

La doctora Dailey Araya indicó que mientras los especialistas se trasladan al hospital donde está el donante para procura de manera cuidadosa la recolección de los órganos, se realizan gestiones para el trasplante en el hospital Calderón, donde se movilizan la sala de operaciones, los equipos para el procedimiento, así como el recurso humano, además de hemocomponentes en el Banco de Sangre y la Unidad de Cuidados Intensivos Quirúrgicos.

Además, se necesita la colaboración del servicio de Transportes que debe trasladar al personal entre hospitales ida y vuelta lo más pronto y seguramente posible para que el órgano sea trasplantado.

La coordinadora de donación y trasplantes agregó que este es un proceso en total transparencia, donde pueden participar un total de 50 personas en un solo trasplante, además de funcionarios del Ministerio de Salud, quienes participan a nombre del ente rector porque ellos asignan por ley a la persona que le corresponde el órgano para realizar el procedimiento quirúrgico.

La importancia de la Unidad de Cuidados Intensivos

El doctor Jorge Ramírez Arce, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos Quirúrgicos indicó que, una vez realizado el trasplante, la recuperación de los pacientes es tarea de este servicio especializado multidisciplinario.

El médico señaló que “el engranaje del equipo de un trasplante multiorgánico es grande: la unidad de cuidados intensivos quirúrgica es indispensable para la recuperación y debe estar preparada en cuanto a espacios de aislamiento infectológico, con diversas facilidades con las que contamos en este momento gracias a la nueva infraestructura hospitalaria, además de la logística que se da diariamente para poder tener siempre camas disponibles adecuadas para la demanda y poder responder a un evento como en este caso de dos trasplantes intratorácicos a la vez”.

Como metas superadas comentó la capacidad de reacción: “nos preparamos en un lapso muy corto para recibir los pacientes de manera simultánea en tan solo 24 horas, además de contar con los insumos, el personal especializado y los equipos, y toda esta coordinación tiene su recompensa cuando se demuestra el éxito de este proceso en la recuperación de los pacientes”.

Y, además de la gestión enfatizó el acceso a tecnologías especializadas de gran beneficio: “tenemos la capacidad de brindar soporte extracorpóreo de los órganos que fallan, podemos colocar ECMO como puente a trasplante o puente postrasplante apoyando el órgano trasplantado, es una oportunidad esencial para la atención de los pacientes”, indicó Ramírez Arce.

Con la oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO por sus siglas en inglés), la sangre se bombea fuera del cuerpo a una máquina que elimina el dióxido de carbono y devuelve la sangre rica en oxígeno a los tejidos del cuerpo.

Programa de rehabilitación cardiaca y pulmonar

Para el doctor Wadih El Hob Montero, encargado del programa de rehabilitación cardiaca y pulmonar, el proceso de rehabilitación antes y después del trasplante es muy importante, pues facilita la adaptación al nuevo órgano, mejora las capacidades funcionales para que puedan lograr la cirugía y el paciente afronta la rehabilitación posterior a la cirugía de la mejor manera.

La idea es mantener a los pacientes en el mejor estado físico y funcional antes y después de la cirugía para que, luego del proceso de encamamiento, puedan reintegrarse a sus actividades con mejor condición y de la manera más rápida posible.

El proceso de rehabilitación es por etapas. En estos trasplantes los pacientes se encuentran en fase uno, con rehabilitación mientras están internados, entendiendo su condición y recibiendo cuidados, dentro de un proceso donde adoptan prácticas seguras para recuperar su vida y sus procesos de salud.

Estos pacientes tienen una prescripción del ejercicio individualizada y su evolución funcional luego de la cirugía, va a depender de este proceso hecho antes del trasplante. Hasta ahora, los resultados son optimistas.  

Hito hospitalario

En el hospital el programa de trasplante intratorácico inicia en el 2007 con trasplante cardiaco y el trasplante de pulmón inicia en 2014 pues es mucho más complejo. Internacionalmente se dice que, por cada 10 centros que realizan trasplante cardiaco, uno realiza trasplante de pulmón.

El programa de trasplante pulmonar es más reciente porque el hospital necesitaba avanzar en adquisición de equipos, mejorar la infraestructura y adquirir la experiencia para llevarlos a cabo.

El protocolo a seguir y cumplir para que el paciente sea candidato como un posible receptor de corazón y pulmón incluye la valoración mediante sesiones multidisciplinarias en donde participan servicios de anestesia, cuidados intensivos, cirujanos, psicólogos, trabajadores sociales entre otros profesionales, quienes analizan de manera individual la viabilidad del proceso a realizarse para que el paciente cumpla con los requisitos que generen el éxito rotundo del trasplante.

Una vez se realiza el trasplante el paciente se le da seguimiento por el resto de su vida bajo el protocolo de inmunosupresor con los medicamentos necesarios para que el organismo no rechace los órganos de la cirugía.

Al finalizar la conferencia de prensa donde se hizo el anuncio el director del hospital manifestó su felicitación a los equipos multidisciplinares junto con el equipo de coordinación de trasplantes para lograr la realización de los trasplantes y agradeció a los familiares del paciente donante que salvó varias vidas con su altruismo.